¡Si, Se Puede Celebrar Relaciones de Larga Duración!

Hoy en día noticia, tras noticia nos informan que las relaciones de larga duración están escasas, que la palabra “compromiso” está en peligro de desaparecer. Que las nuevas generaciones están poniendo sus propias pautas, y tomando sus propias decisiones dejando a Dios a un lado, ya que los estudios demuestran una y otra vez que las personas dicen ser más felices estando solos, etc, y etc. En este día enfoquemos en lo que dice Dios del amor, del compromiso, y en como nosotros como hijos de Dios tenemos la capacidad de tener una relación de larga duración, afectiva, y comprometida a forjar un futuro mejor para generaciones a venir.

Seamos sabios cuando escuchamos lo que el mundo alardea “conocer” y sugiere que tomemos sus conocimientos como que si fueran ley. Hermanos, existe un mundo de parejas estables, casados más de 50 años y han podido demostrar que con Dios, si se puede tener una relación digna de buen ejemplo. Estas parejas, llevan consigo la plena satisfacción de haber criado líderes, abierto empresas fructíferas, y de haberle dado a esta generación un ejemplo de unidad, de compromiso, de lealtad, y de honestidad. ¿Tal vez tu conozcas a una de estas parejas? ¿Tal vez tu eres parte de parejas como estas? O tienes la oportunidad de crear este tipo de relación para ti.

Una de mis historias favoritas, es la de George H. Bush y Barbara Bush. Su relación es considerada uno de los matrimonios más largos de todas las parejas presidenciales en la historia de los Estados Unidos.  Ellos llevaron casados mas de 70 años y con la bendición de Dios lograron llegar muy lejos e impactar la vida de muchas personas. Una de sus nietas, Jenna Bush, decía que una de las cosas que le impactó de sus abuelos era que él le decía, “te amo” todas las noches. Y para Barbara, George siempre fue su héroe y siempre lo admiró y lo apoyó hasta el final de sus días en todo lo que él se propuso, incluso hasta cuando el llegó a la presidencia de los Estados Unidos.

Otra relación que me impacta y me inspira como ejemplo de amor, compañerismo, respeto, es la de mis padres. Su relación tiene mas de 50 años de casados y dio fruto a cinco hijos y 8 nietos. Cado uno de sus hijos profesionales en su área. A través del tiempo mis padres pasaron un sin número de pruebas, perdidas, malos ratos, pero fueron sabios al permitir que Dios sea parte de su relación y usaron todo lo malo, lo negativo, lo roto, para unirse más como pareja y demostrar a sus hijos que si se puede salir de la mano juntos al final del camino. Ellos siempre están pensando en cómo hacer feliz el uno para el otro y como mejorar la vida del uno y del otro. Mi mamá, siempre ha admirado a mi papá, y lo apoya hasta en el más mínimo de los detalles. Ella le cocina su plato favorito, sin importar que lleva horas de preparación. Y mi papá, siempre se ríe del mismo chiste que mi mamá ya lo a contado miles de veces. Y se ríe como si lo hubiese escuchado por primera vez.

Detalles como estos no son difíciles de hacer, la Biblia dice en Filipenses 21:13 que Dios nos da el deseo de tanto querer como hacer. No te dejes engañar por el enemigo, cuando escuchamos a los que dicen llamarse “expertos” y nos dicen que un matrimonio de más de 50 años es una rareza o te invitan a darte por vencido fácilmente en tu relación. “Si se rompe, tíralo, y consíguete uno nuevo, no pierdas el tiempo que la vida es corta”, se escucha constantemente donde quiera que miremos.

Querido hermano, la biblia nos enseña a ser hombres y mujeres de palabra. ¡Rompamos la cadena de separación! ¡No dejemos de hacer por nuestras parejas! ¡No dejemos de celebrar el amor, la unión, y el compromiso que puedas hacer con tu pareja! Seamos ejemplo para nuestros hijos y cumplamos el propósito de Dios para nuestras relaciones, respetando a nuestras parejas, dándole prioridad a sus necesidades, siendo rápidos para perdonar y no guardemos rencor, hagamos la vida más fácil dentro de nuestras capacidades, riamos del mismo chiste miles de veces, seamos detallistas, y huyámosle a la tentación. Finalmente demostrémosle a nuestra pareja el amor de Dios perdonándolo y ayudándolo en todo lo que necesite, así como Dios lo hace con nosotros, y juntos podremos forjar un futuro mejor.

Ana Agila

Published by

Ana Agila

Ana Agila trabaja con el ministerio de niños, Vida Kidz Awana Clubs y además sirve como colaboradora frecuente del blog de Vida Church.

Deja un Comentario