fbpx
play_arrow

keyboard_arrow_right

skip_previous play_arrow skip_next
00:00 00:00
playlist_play chevron_left
volume_up
chevron_left
  • cover play_arrow

    Dios Te Dará Mucho Más
    Mirta Colloca

  • cover play_arrow

    La Oración Eficaz del Justo Puede Mucho
    Roberto Colloca

  • cover play_arrow

    Yo Soy
    Mirta Colloca

  • cover play_arrow

    Nos Va a Ir Bien
    Roberto Colloca

  • cover play_arrow

    La Paloma
    Mirta Colloca

  • cover play_arrow

    Hoy Comienzo a Vencer Mi Debilidad Predominante
    Roberto Colloca

  • cover play_arrow

    Rota
    Mirta Colloca

  • Home
  • keyboard_arrow_right Matrimonios
  • keyboard_arrow_right No Tengo Tiempo Para Ti…

Matrimonios

No Tengo Tiempo Para Ti…

Ana Agila July 2, 2019 2


Background
share close

¿Alguna vez has estado tan cansado que te puedes dormir parado? ¿O tal vez estas tan cansado que te irritas o te frustras fácilmente? No estás solo. El agotamiento mental y físico afecta a casi todas las personas que de alguna forma u otra llevamos una vida demasiado ajetreada. Vivimos en un mundo que nos lleva a pasos acelerados, y nos fuerza a poner como prioridad el trabajo, el dinero, y la soledad. “Este es el país del dinero”, escuchamos decir, y muchas veces sacrificamos hasta nuestras propias familias por llegar a tener un nivel económico alto.

Muchas veces el cansancio es tan profundo que nos levantamos tarde, llegamos tarde al trabajo, llevamos tarde a los niños a la escuela, pasamos por el bendito tráfico, y cuando nos damos cuenta ya son las 12 de la noche, y al que menos le hemos dado importancia en ese día es a nuestra pareja. “No tengo tiempo para ti”, es una frase que no necesariamente se la tenemos que decir con nuestra boca, pero con nuestras acciones se la estamos diciendo a gritos. Nos olvidamos de fechas importantes, de aniversarios o cumpleaños, y nos excusamos porque pensamos que como estamos casados entonces no hay necesidad de darle importancia a estas cosas, total el/ella sabe el amor que uno le tiene. Pero desafortunadamente el cansancio y la falta de tiempo del uno para con el otro puede afectar hasta la relación más feliz y terminas frustrado o finalmente divorciado/a.

¿Como puedes pasar tiempo con tu pareja, solo para quedarte dormido en la silla? O cuando tu pareja te invita al cine, tu solo te acomodas en la silla del cine y te quedas dormida y hasta roncas del cansancio. Y tu pareja tiene que despertarte a codasos para no pasar pena, solo para salir del cine peleados.

Recuerda las sabias palabras del rey Salomón en Eclesiastés 3:1-8, “Hay un tiempo para todo”: “Todo tiene su momento oportuno; hay un tiempo para todo lo que se hace bajo el cielo: un tiempo para nacer, y un tiempo para morir; un tiempo para plantar, y un tiempo para cosechar; un tiempo para atar, y un tiempo para sanar; un tiempo para destruir, y un tiempo para construir; un tiempo para llorar, y un tiempo para reír; un tiempo para estar de luto, y un tiempo para saltar de gusto; un tiempo para esparcir piedras, y un tiempo para recogerlas; un tiempo para abrazarse, y un tiempo para despedirse; un tiempo para intentar, y un tiempo para desistir; un tiempo para guardar, y un tiempo para desechar; un tiempo para rasgar, un tiempo para coser; un tiempo para callar, y un tiempo para hablar; un tiempo para amar, y un tiempo para odiar; un tiempo para la guerra, y un tiempo para la paz”.

Dios nos creó con talentos y habilidades para contribuir en esta vida, ya sea para nuestra familia, nuestra iglesia, nuestro entorno profesional, y definitivamente para nuestra relación con nuestra pareja. No podemos seguir conectados al trabajo cuando es tiempo de pasar con nuestra familia, o cuando es tiempo de ayudar en la iglesia. Una cosa es trabajar para vivir, y otra muy diferente vivir para trabajar. No podemos seguir los pasos de esta cultura que no valora la familia, ni el tiempo que tu puedas invertir en alimentarte espiritualmente y mentalmente. No podemos seguir viviendo de esta forma. Mañana o pasado, este estilo de vida que llevamos nos puede afectar de tal forma que no nos ocupamos ni de nuestros hijos, ni de nuestra pareja, y de ahí surgen los divorcios y los hijos mal portados.

Dios nos ha dado la sabiduría como hijos de El de llamar las cosas por su nombre, y si vez hay algo que esta dañando tu relación con tu pareja, ¡deséchalo! Recuerda el trabajo nunca va a terminar, pero si puede terminar tu vida, o se puede acabar tu familia. Sé un ejemplo para tu familia y para tus hijos. Sé el sacerdote que tu familia necesita. Cúbrelos con tus oraciones. Sé un esposo/a dispuesto a pasar tiempo con tu pareja, sin estar viendo el celular cada cinco segundos. Pídele a Dios sabiduría para que tu matrimonio sea feliz y dure por muchos años.

Ana Agila

Rate it
Avatar
Author

Ana Agila

Ana Agila trabaja con el ministerio de niños, Vida Kidz Awana Clubs y además sirve como colaboradora frecuente del blog de Vida Church.

list Archive

Previous post
Post comments (0)

Deja un Comentario

%d bloggers like this: