‘Mamá Todo Terreno’: ¿Qué hacemos con nuestros niños?

Llegó la noticia que sospechaba, las escuelas han sido cerradas. Así que puse en acción a la mamá todo terreno. Tomando en cuenta que las escuelas están ofreciendo los dispositivos electrónicos para que los chicos continúen la educación en casa debido a la pandemia, le pedí a mi hijo mayor que solicitara una; para así, con la otra computadora que tenemos en casa, mis dos hijos pudieran tomar las clases al mismo tiempo, sin tener que esperar turnos. 

Durante el fin de semana estuve pensando cómo me organizaría. La escuela había ideado un plan de comunicación con los chicos, pero nosotros los padres no estábamos informados. Nunca nos había tocado vivir algo semejante. Pero gracias a la experiencia que he desarrollado como mamá de niños especiales, no entré en pánico.

A continuación, les comparto algunos tips que podrías poner en práctica, ajustándolos a tu estilo de vida.  Recuerda, la preparación, organización y estructura es beneficiosa para cualquier niño. 

#1. Diseña un área de estudio.  

Limpia, organizada, cómoda, y libre de distracciones.  

#2.  Levántalos tempano.

Trata lo más posible de vayan a dormir a la misma hora y despertar temprano como si fuera la rutina de horario escolar. Esto los ayudará a mantenerse activos y concentrados en sus deberes escolares.

#3. Planea su día antes de comenzar. 

Revisa los mensajes que envían los maestros. Haz una lista de pendientes. Colócales un horario en el que lo podrán realizar.  Y que marquen según vayan completando. 

#4 Ayúdales a que se mantengan enfocados. 

Establece horarios de descanso para merendar y almorzar correctamente. Es importante que comuniques y expliques a tus familiares o a las personas que se encuentran en tu hogar que los chicos necesitan estar libres de ruidos o cualquier distracción para que puedan estar enfocados en sus deberes escolares.

#5 Premia sus esfuerzos. 

Las mamás con chicos de condición especial, le llamamos a esto, “refuerzo positivo”. Felicítalos, prepara su snack favorito o prémialos con tiempo extra para jugar. Créeme, esto da más resultado, que andar regañando. 

No entres en pánico ni le compartas información que haga que nuestros chicos se estresen. Ayúdalos a sentirse seguros dándoles información de como protegerse. Ahora más que nunca necesitamos estar tranquilas e informadas responsablemente.   

Si no cuentas con dispositivo y/o internet comunícate con la escuela de tu hijo para que te informes de las ayudas disponibles.

Waleska Báez

Deja un Comentario