El Poder de la Sangre de Cristo Vence el Poder de Todo Virus

Dice la Biblia en Apocalipsis 2:11, “Y ellos le han vencido por medio de la sangre del cordero y la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte”. El texto habla de gente vencedora, gente que venció por medio de la Sangre del Cordero.

Dios nos ha dado autoridad para vencer las crisis, los problemas y la oposición como en este caso de este virus maligno, aplicando el poder de la Sangre de Cristo. La Sangre de Jesús ata, neutraliza y aniquila los poderes demoníacos en los aires. Y es más poderosa que todo virus.

¿Como lo hacemos? Confesando lo que la Sangre de Jesús hizo por nosotros.

En el Antiguo Testamento se usaba el hisopo mojándolo en sangre y aplicándola, pero, en el Nuevo Testamento, en el tiempo de la Gracia, el Señor nos lleva a dar un paso más allá. El hisopo es un prototipo de la confesión que hacemos de lo que la Sangre de Jesús hizo por nosotros.

Cuando tú entregas tu vida a Jesús, y dices “Señor, admito que soy pecador, me arrepiento de todo lo malo que hice; te pido perdón, rescátame, sálvame, te entrego mi vida”, de inmediato, la Sangre de Jesús derramada en la Cruz del Calvario lava y limpia tu vida.

Quiero compartir algunas declaraciones de fe que activan el Poder de la Sangre sobre tu vida:

“Por la sangre de Jesús he sido redimido del poder del enemigo”.

“En Jesús tenemos redención por su sangre…” (Efesios 1:7)

“Por la sangre de Jesús todos mis pecados han sido perdonados”.

“En Jesús tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia”. (Efesios 1:7)

“Por la Sangre de Cristo soy justificado”.

“Estando ya justificados en su Sangre, por él seremos salvos de la ira”. (Romanos 5:8-9)

“Por la sangre de cristo yo y mi casa estamos cubiertos y a salvo de toda plaga”. (Éxodo 8:22)

“En aquel día yo apartaré la tierra de Gosen y ninguna clase de moscas entrara en ella”. (Éxodo 9:26)

“Solamente en la tierra de Gosen, donde estaban los hijos de Israel, no hubo granizo”. (Éxodo 12:13)

“Y la sangre os será por señal en las casas donde vosotros estéis; y veré la sangre y pasaré de largo, y no habrá en vosotros plaga de mortandad cuando hiera la tierra de Egipto.”

No hay duda que la Sangre de Cristo es más poderosa que todo virus. Levanta tu fe y activa la protección de Dios a través de la sangre haciendo esta oración diariamente:

En el nombre de Jesús
Cubro mi vida
Cubro mi casa
Cubro mi familia
Cubro mi iglesia
Cubro esta ciudad
Cubro el país en el que vivo
Y cubro mi país de origen
Bajo la sangre protectora de Cristo Jesús
Toda plaga, todo mal
No me tocará Tu Sangre es vida para mi
La Sangre del Cordero Jesús
Vertida en el calvario
Es suficiente para mi
Y tiene todo poder
Y me cubre completamente
Amen.

Pastor Roberto Colloca

Published by

Pastor Roberto Colloca

El Pastor Roberto Colloca es oriundos de Buenos Aires, Argentina. El ha servido al Señor por más de 46 años desde su primer pastorado en la ciudad de la Plata en la Argentina y es Pastor fundador junto con su esposa Mirta de la Iglesia Vida Abundante (Vida Church) en Miami, Florida.

Deja un Comentario