La Mejor Oferta de Viernes Negro

El día de acción de gracias en un feriado nacional que dio su origen en 1621 cuando un grupo de colonos de Plymouth compartieron comida con los indios Wamponoag para celebrar la cosecha del otoño y agradecerles que les hubieran enseñado técnicas de cultivo y caza. Hoy en día, en el día de acción de gracias, usualmente nos reunimos con nuestras familia y amigos y disfrutamos de una rica comida en casa. Pero también, esta celebración puede ir más allá de una reunión familiar.

En este día, podemos usarlo para reflexionar en las bendiciones que hemos tenido todo el año y darle gracias a Dios por lo que nos ha dado y por lo que nos dará. De esta forma le damos ejemplo a la futura generación que Dios y la familia merecen el tiempo invertido, ya sea comiendo pavo, o arroz con huevo, lo importante no es la comida, ni el lugar, si no mas bien el sentir que nos une como hermanos en Cristo y la Fe que dice que todo estará bien.

Ahora, el día después del de día de acción de gracias también se celebra el viernes negro o “black Friday” como se lo conoce en Ingles. Y muchas veces nos encontramos divididos entre el día de acción de gracias y el viernes negro. Unos quieren pasar con la familia, otros aprovechar los descuentos increíbles que solo ocurren el viernes negro, y otros, celebran el día de acción de gracias otro día que no sea jueves, para así, descansar el jueves e irse de “shopping” el viernes negro. Pero cualquiera que sea la situación del viernes negro, muchas veces el dinero es escaso, y aunque el producto o servicio lo tengan rebajado a un 80%, todavía gastamos el 20% que no tenemos.

Hermanos, no nos dejemos llevar por promociones que nos invita a gastar dinero que no tenemos, usando tarjetas de crédito con intereses altos y muchas veces difíciles de pagar. La Bíblia dice en Juan 17:16 y 18 que, aunque vivimos en este mundo somos llamados a estar separados del mundo. Entonces hermanos, seamos sabios y escudriñemos donde esta nuestro corazón, si en las rebajas de productos que no duran para toda la vida, o en las relaciones con tus seres queridos que estarán a tu lado.

El momento que entramos en la casa para celebrar el día de acción de gracias, entonces hagámoslo de corazón, pasemos con nuestra familia, apaguemos el celular, apaguemos el wifi de la casa, y enfoquémonos en el saber como esta tu hermano/a, como esta tu primo/a, como se siente tu tía/o, etc. Hagamos chistes, riamos de la vida, disfrutemos ese momento que Dios nos ha dado. Mejor ahorra el 100% el viernes negro y continua en tu casa disfrutando de lo que realmente vale la pena, tu relación con Dios, con tu familia, y tus amigos.

Ana Agila

Published by

Ana Agila

Ana Agila trabaja con el ministerio de niños, Vida Kidz Awana Clubs y además sirve como colaboradora frecuente del blog de Vida Church.

Deja un Comentario