fbpx
play_arrow

keyboard_arrow_right

skip_previous play_arrow skip_next
00:00 00:00
playlist_play chevron_left
volume_up
chevron_left
  • cover play_arrow

    Dios Te Dará Mucho Más
    Mirta Colloca

  • cover play_arrow

    La Oración Eficaz del Justo Puede Mucho
    Roberto Colloca

  • cover play_arrow

    Yo Soy
    Mirta Colloca

  • cover play_arrow

    Nos Va a Ir Bien
    Roberto Colloca

  • cover play_arrow

    La Paloma
    Mirta Colloca

  • cover play_arrow

    Hoy Comienzo a Vencer Mi Debilidad Predominante
    Roberto Colloca

  • cover play_arrow

    Rota
    Mirta Colloca

  • Home
  • keyboard_arrow_right Sacrificio
  • keyboard_arrow_right Día del Trabajador

Sacrificio

Día del Trabajador

Ana Agila September 2, 2019 6


Background
share close

“Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís”. – Colosenses 3:23-24

Estos dos versículos son cortos, más sin embargo, con una gran enseñanza. Pablo nos exhorta a hacer dos cosas; una, a trabajar de corazón y hacer con excelencia todo lo que hagamos; y dos, a trabajar como si Dios fuera nuestro jefe. Una vez que entendamos estas dos realidades, nos podemos librar de muchas cosas. Muchas veces nos sentimos mal cuando hacemos algo para alguien y ni siquiera nos dan las gracias. Cuando esto te suceda, acuérdate que este versículo dice “todo” lo que hagas, no “solamente esto o aquello”, si no “TODO” lo que hagas hazlo de corazón como para el Señor y no para los hombres. Esto te ayudará a cambiar tu perspectiva, y en torno cambiarás tus motivos para hacer las cosas y para quien hacerlas.

En los trabajos, muchas veces rendimos más si sabemos que el jefe está presente. Pero cuando el jefe no está, entonces ahí comienzan las largas conversaciones con tus compañeros de trabajo, o te pones a mirar el celular y leer tu Facebook, pero no debería ser así. Cuando el jefe no está en la oficina, es cuando más tenemos que dar ejemplo de ser buenos empleados y hacer más de lo que nos piden, haciéndolo sin refunfuñar como si lo estuviéramos haciendo para Dios.

Este versículo también acapara cuando nos ofrecemos a hacer algún trabajo para la iglesia. Si nos ofrecemos a ayudar, entonces hermanos, seamos responsables, seamos puntuales. Si decimos que vamos a estar a tal hora, estemos ahí 15 minutos antes. Recuerda, lo que estas haciendo no es para el Pastor, ni para la iglesia, si no para Dios. Cada granito de arena que pongas en la iglesia, será de bendición para tocar la vida de muchas personas y en torno añades bendición a tu vida. Todo trabajo en la iglesia, por más pequeño que sea, es trabajo remunerado no por los hombres, si no por Dios.

Por último, recuerda que todo lo que hagamos tiene consecuencias para nuestros hijos y las personas que nos rodean. Que ellos puedan ver la luz de Dios a través de nuestro trabajo. No importa el lugar donde estemos, o en el trabajo, o en la iglesia, o en el parque o con nuestra familia, siempre debemos reflejar el amor de Dios en todo lo que hacemos.

Y hoy, que celebramos el día del trabajador, celebramos a todas las personas tanto hombres como mujeres que felizmente trabajan, son emprendedores, y realizan sus labores con excelencia. Para todos aquellos trabajadores que desde tempranas horas ya se encuentran listos para iniciar una jornada laboral. Para todos aquellos trabajadores que trabajan más de sus horas de trabajo establecidas para desarrollar su labor con excelencia y calidad. Nunca pierdan el entusiasmo y la alegría para dar lo mejor de sí en todo lo que te propongas y en todo lo que hagas.

Ana Agila

Rate it
Avatar
Author

Ana Agila

Ana Agila trabaja con el ministerio de niños, Vida Kidz Awana Clubs y además sirve como colaboradora frecuente del blog de Vida Church.

list Archive

Previous post
Post comments (0)

Deja un Comentario

%d bloggers like this: