Demos Gracias En Todo Tiempo

¡Dios es bueno todo el tiempo! ¡Y Todo el tiempo Dios es bueno!

Es muy fácil ser agradecido cuando estas disfrutando de las bendiciones de Dios, pero que difícil es ser agradecido cuando no ves la luz al final del túnel. Cuando no hay trabajo, cuando el diagnostico no esta a tu favor, cuando tu esposo te abandona, o cuando tus hijos se van. Nos es más fácil levantar el dedo acusador, reclamar, y culpar a todos por los problemas. Pero en este día quiero invitarte a ver esta situación desde el punto de vista de Dios. A darle gracias a Dios aun en medio de tu tribulación. Dios entiende tus problemas, conoce tu corazón, y sabe cuanto te duele la situación por la cual estas pasando.

Hermanos, nuestro agradecimiento a Dios no es basado solo cuando las cosas están bien, si no también cuando las cosas van mal. No es basado en si las circunstancias están a nuestro favor, si no, es basado en cuan fortalecida es nuestra relación con nuestro Padre. Si tu relación con Dios está bien, entonces tendrás la plena certeza que todo estará bien aun en medio de la tribulación, aun cuando tus ojos físicos no lo puedan ver. Los siguientes pasos te ayudarán a fortalecer tu relación con Dios y a ser agradecido en todo momento:

  1. Dilo. Dale gracias a Dios aun cuando no lo sientas. La Biblia dice que las palabras tienen poder. Dios dice en su palabra que toda obra para bien para los que en El creen. Y cada mañana cuando abres tus ojos, repite, “gracias Dios por un nuevo amanecer, porque tus misericordias son nuevas cada mañana”.
  2. No dejes de escuchar las enseñanzas cristianas. La Biblia dice en Romanos 10:17, “que la fe viene del oír, y el oír por medio de la palabra de Dios”. Aun cuando todo este bien en tu vida, no dejes de escuchar las enseñanzas de la Biblia, esto te ayudará a prepararte mejor para enfrentar las tribulaciones.
  3. Cambia tu visión. El Pastor Colloca dijo una vez; ten sueños, suena con un mejor porvenir, sueña con una vida diferente y arriésgate. Confíale a Dios tu visión, tus metas, tus sueños.
  4. Crea el hábito de ser agradecido TODOS los días, sin importar las circunstancias en las que te encuentres.
  5. Comienza a trabajar en tus sueños, comienza a hacer lo posible y Dios se encargará de hacer lo imposible.

 Recuerda el mundo no dictamina tu futuro. Y aunque vivimos en este mundo, nosotros no somos de él. Aunque la situación se vea oscura, aunque el diagnóstico no es bueno, tenlo por seguro que todo trabaja para bien para los que confían en Dios. TODO, hermano, TODO, lo bueno, lo malo, y lo feo. El deseo de Dios para nosotros es bueno. Nuestro Dios es bondadoso y todo lo que hace lo hace perfecto, en el tiempo perfecto. Lo único que Dios pide de ti es que le entregues tu corazón, le pidas perdón por todos tus pecados, y lo invites a ser Rey y Señor de tu vida. Date una oportunidad y dale a Dios la oportunidad de hacer un cambio de 180 grados en tu vida, para tu bien, para tu felicidad. Confía en El, confía en su gracia, y aprende a ser agradecido con El todo el tiempo.

Ana Agila

Published by

Ana Agila

Ana Agila trabaja con el ministerio de niños, Vida Kidz Awana Clubs y además sirve como colaboradora frecuente del blog de Vida Church.

Deja un Comentario